11/15/2011

¿CON CALOR? DIRECTO A LA NEVERA

Por: Sergio Andres Guevara

¡No se meta acalorado a la nevera, que se tuerce! , por generaciones esta frase ha sido utilizada por las mamás Colombianas, para cuidar a sus hijos de una supuesta torcedura que les daría si se metieran acalorados al frío de la nevera.

Imaginando la sonrisa que debe tener en su rostro quien esté leyendo este artículo, al identificarse con esta frase que pudo haber marcado su niñez o juventud, y que además se ha mantenido como un mito en la sociedad, por el simple hecho de no saber si es cierto aquel problema que se presentaría o si es una maniobra más de las mamás para hacer que su hijo esté bajo su control y le haga caso.



Por un lado todos los que hemos sido víctimas de esta frase, sostenemos que no es más que un mito y que realmente no pasa nada al estar acalorado y abrir la nevera para sobrellevar mejor el calor, aun en contra de lo que pueda decir Mamá y de su “preocupación” porque no resultemos torcidos.


Las mamás afirman que siempre tratan de proteger la salud de sus hijos y que en lo absoluto tiene que ver con demostrar la autoridad que tienen sobre sus hijos, y se atreven a asegurar que han visto como han quedado otras personas por no acatar dichas recomendaciones y así logran sembrar la duda en sus hijos, esa duda que nos hace esperar un tiempo antes de abrir la nevera cuando estamos acalorados.



Pero, para sorpresa de muchos y certeza de otros, y según la medicina moderna esta hipótesis o mito urbano es totalmente falso. La temperatura del cuerpo y de la nevera al contrario de causar dicho efecto en nosotros estabiliza la temperatura corporal y causa una sensación de frescura. En ningún momento causa la contracción involuntaria de los músculos como para tener las famosa torceduras en el cuerpo.



Después de mucha investigación se ha llegado a la conclusión que el mito de torcerse por llegar acalorado a la nevera es Falso, Muy pronto Más mitos Urbanos.











Reacciones:

0 comentarios: